Descuenta fácil de Gedesco aumenta las posibilidades de financiación de las empresas.

Descuenta fácil tiene como objetivo principal ser el respaldo financiero de pymes y autónomos, manteniéndose siempre a su lado con la intención de atender las necesidades de liquidez que se puedan presentar en sus negocios.

Los autónomos y empresas no financieras han recibido 73.548 millones de euros menos en préstamos que hace un año, lo que supone una caída interanual del 8,9 %, una tasa que es una de la mayores del periodo de crisis.

Este dato ha sido puesto de relieve por la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) citando las cifras publicadas por el Banco de España. Además, con los datos de junio se aprecia una relevante caída de los préstamos durante el primer semestre del año.

Esta tendencia negativa demuestra que la caída de la financiación de las entidades financieras residentes en España a empresas y autónomos no ha tocado suelo y continúa en descenso, con mucha intensidad, lo que significa un problema serio para la supervivencia de las empresas.

En este punto, es muy importante recuperar la buena marcha de la economía y evitar que sus efectos negativos lleguen a la vida diaria de los ciudadanos. Por ello, es fundamental recobrar el crédito a los autónomos y las empresas. Descuenta fácil se presenta como la mejor solución a los problemas financieros de los negocios, ya que conoce las necesidades de sus clientes,  ofreciendo los mejores servicios de descuento de pagarés y letras de cambio, así como el anticipo de facturas.

Los servicios de descuenta fácil quieren llegar a los autónomos y pymes como alternativa a la falta de financiación de estas empresas, que son las que están sustentando la económica real. Ante esta situación, descuenta fácil ofrece un servicio fácil, rápido y fiable que aumenta las posibilidades de recuperación de las empresas.

Con descuenta fácil podrás conseguir la liquidez necesaria para cubrir los gastos e inversiones de tu empresa, ya que contamos con todas las ventajas que permitirán obtener el efectivo que pymes y autónomos necesitan en menos de 24 horas, además de no poner límites en los importes a descontar.